Introducción a la epistemología

La ya famosa "cabeza c-p" (o "cabeza de Jarrow")

es una excelente invitación a la epistemología.

Si observamos con atención el lado izquierdo de la figura, veremos un pato (p); si centramos nuestra atención en el lado derecho, veremos un conejo (c).

¿Cómo saber qué es lo representado entonces?
O, en otras palabras, ¿qué es eso en sí mismo?

Podríamos especular sobre un abordaje aristotélico: La criatura aquí representada no es nada (acto), sino que tiende a ser (potencia) alguna de sus opciones (ya sea c o p). Es decir, no sabremos lo que la esencia de la figura pretende ser hasta que sus potencias no se actualicen. En otras palabras, el creador o primer motor (dibujante) ha dejado incompleta la figura.

Podríamos también abordarlo desde Descartes: Después de poner en duda incluso la existencia de la representación, lo que la res extensa de la figura muestra es (y los corpúsculos de la glándula pineal lo sustentan) una sustancia indeterminada, que sólo la divinidad revelará.

Desde la perspectiva de la filosofía del lenguaje podemos decir, como dijo Wittgenstein en sus Investigaciones filosóficas, que la cabeza c-p es sólo lo que representa para determinado observador en determinado momento. En otras palabras es sólo otro juego del lenguaje más de aquello que es el caso (¿?).

Desde la perspectiva psicologista, y en particular la psicoanalítica, diríamos que depende de una cuestión meramente biográfica del observador. A modo de ejemplo diríamos que, un observador femenino identificará la imagen -probablemente- con un conejo. Y es que, debido al complejo de Elektra y a lo que todos sabemos de los conejos, el observador femenino puede, por traumas pasados, identificar al conejo con el libido de su padre.

Por último, podemos abordarlo desde el biologismo. Diría Piaget que tras diversos intentos fenotípicos, éste espécimen es sólo otra criatura que nos arroja la evolución. En otras palabras, estamos ante una clara representación de un patonejo. El patonejo (Animalia chordata mammalia lagomorpha anatidae), es el resultado (ya genotípico) de varias cruzas entre patos y conejos -de ahí el nombre-.

  1. gravatar

    # by Kadosh - 25 de mayo de 2009, 22:37

    Después comentaré algo (es muy interesante en serio y muy claro), lo que no puedo evitar decir en este momento es que lo más "funny" es que lo hayas puesto en la categoría "Fun", no manches! es buenísimo!

  2. gravatar

    # by Nástenka - 26 de mayo de 2009, 09:59

    Estimado don Cristóforo, un gusto verle por estos lares al fin. Quisiera proponerte una nueva perspectiva de análisis. (Aunque me siento obligado a señalarte que esto se parece mucho al ¿chiste? sobre "¿Por qué cruzó el pollo la carretera?", espero pronto ponerlo aquí).
    En fin, como probablemente sabrás, el filósofo persa del siglo décimo quinto antes de Cristo, Kimmosabe, ya había revelado el quid del problema del conocimiento con una sencillez admirable. Así pues, el problema que se plantea tiene una solución sencilla y cito: "Y tú, hermano, ¿qué vergas sabes?

VISITAS HASTA HOY